Gastronomía

LOS RESTAURANTES MÁS 'INSTAGRAMEABLES' DE MADRID

Espacios elegantes o atrevidos en los que cada rincón está cuidado con mucho mimo.

A. Ballesteros

No todo es comer. Más allá de la era de las suculentas fotos de platos en Instagram bajo el apetecible hashtag #foodporn, cada vez va ganando más protagonismo  el entorno que envuelve esa experiencia gastronómica. Espacios elegantes o atrevidos, en los que cada rincón está cuidado al detalle y con mucho mimo, demuestran que el comensal, a la hora de escoger un restaurante para comer o cenar, ya no solo se guía por el estómago, sino también por la vista.

Y, aunque son muchos los locales de la capital en los que te dan ganas de sacar el móvil antes de empezar a comer, nosotros hemos seleccionado siete de los más fotogénicos. Y estos siete, ¿qué tienen en común? Que todos sus proyectos de decoración han ido de la mano de Payser, constructora especializada en reformas de locales de hostelería que, junto con estudios de interiorismo como Madrid In Love Studio, Plantea Arquitectura y Marta Auyanet, ha plasmado su pasión por crear espacios únicos en los restaurantes más ‘instagrameables’ de Madrid.


Casa Ciro. La taberna de toda la vida reinterpretada en clave actual. En el proyecto, mantuvieron las columnas de aluminio fundido que se pintaron de blanco en el interior del local. En su carta no faltan los encurtidos caseros, embutidos de elaboración familiar, verduras de temporada o pescados del día. Y, por supuesto, que no falten unas buenas croquetas o la tortilla de patata. ¿Dónde? Fernando el Santo, 4.


El Imparcial. Junto con Madrid in Love, Payser convirtió un local en desuso en un elegante restaurante. Un espacio muy versátil dividido en dos plantas y cuatro salas que cambian de uso dependiendo de la hora del día y de la ocasión: desde el desayuno a la comida, sin olvidar el afterwork y las interminables veladas con copa. Cuenta con una carta que ofrece bastantes platos para compartir, entre los que destacan unas patatas bravas con una salsa muy curiosa, las croquetas de rabo de toro o el bocadillo de calamares con ali-oli negro. ¿Dónde? Duque de Alba, 4.


Gigi Meet me Bar. Un restaurante que homenajea a la mujer cosmopolita a la que le gusta viajar. Femenino y con mucho gusto, pone en la iluminación el punto fuerte del proyecto. Desayunos, comidas, meriendas y cenas sorprendentes y deliciosas, sabores que ‘Gigi’ ha probado en sus viajes y que ha querido llevar a su cocina en forma de platos muy castizos (croquetas, tortilla, empanadillas, albóndigas…) pero con un toque muy chic. ¿Dónde? Luchana, 13.


La Duquesita. Es una de las pastelerías más centenarias (desde 1914) y más prestigiosas de la capital. Un espacio que ha querido mantener la esencia de la confitería original fundada por la familia Santamaría, con la complejidad de ser un local protegido por Patrimonio, pero con un aire moderno y chic que lleva la firma de Payser y Madrid in Love. Se recomienda a todo aquel que entre en La Duquesita que mire hacia abajo: los azulejos del suelo son una auténtica obra de arte. Y que nadie salga de allí sin un croissant o una palmera de chocolate (os prometemos que serán los mejores que habéis probado). ¿Dónde? Fernando VI, 2.


Terraza de Los Gallos. Es una de las más concurridas de Madrid. Los tonos blancos le aportan luminosidad, amplitud, modernidad y frescura a un proyecto cuya característica principal fue la instalación de su enorme techo abatible. ¿Dónde? Puigcerdá, 4.


Babelia. En este espectacular restaurante de cocina internacional, el proyecto consistió en crear espacios modernos, bonitos y acogedores. La filosofía aquí es que todo se comparte, y en la carta podemos encontrar desde unas riquísimas croquetas a una terrina de foie, pasando por el sashimi de salmón, los tacos de pollo o el falso risotto. ¿Dónde? Puigcerdá, 4.


Zaperoco. En perfecto tándem con la interiorista Marta Auyanet, Payser ha realizado un trabajo de inspiración exótica acorde con la idea gastronómica del restaurante: trasladar al comensal al Japón más tropical (podéis leer más sobre Zaperoco aquí). ¿Dónde? Velázquez, 102.
 
 
 
 
 

Deja un comentario

Últimos artículos