Gastronomía

IZTAC, LA LEYENDA CON MÁS SABOR A MÉXICO

IZTAC, LA LEYENDA CON MÁS SABOR A MÉXICO

Ana B

Cuando a Jorge Vázquez, propietario de Iztac (plaza de República del Ecuador 4, Madrid), le preguntan dónde va cuando quiere comer verdadera comida mexicana, lo tiene claro: a su casa, donde puede cocinar su plato favorito, lomo de cerdo en salsa verde con elotes. Pero lo cierto es que su restaurante se ha convertido en ‘casa’ para muchos mexicanos afincados en Madrid y en ese lugar en el que disfrutar de la cocina mexicana como nunca antes la habías probado.

En su carta, una propuesta gastronómica diseñada por el chef Nacho Oropeza (mexicano, por supuesto) que recorre las nueve zonas gastronómicas en las que se divide México. Desde el noroeste en Baja California hasta el sureste en Quintana Roo. Un total de 32 estados plasmados en cada plato convirtiéndose en la mejor representación en Madrid de la que fue la primera gastronomía declarada Patrimonio Invaluable de la Humanidad por la UNESCO.


En nuestra visita, probamos tostaditas de atún a la diabla con salsa de aguacate, un entrante que no está en carta porque cada día sorprenden con novedades para ir abriendo boca. Seguimos con el aguachile de camarones con recado negro y las pellizcadas veracruzanas, unas deliciosas tortillas de maíz pellizcadas (como su nombre indica) por los lados con base de frijol refrito y una mezcla de chorizo, tuétano y pulpo a la brasa.

Como platos principales, el mochomo, vacío de ternera crujiente acompañado de salsa Tarahumara, y chicharrón en salsa verde. Además, fuimos los primeros en probar una nueva incorporación a la carta, el tamal ranchero, una masa colada de maíz rellena de costilla adobada y envuelta con hoja santa. De postre, muy recomendable la tartaleta de cajeta, con plátano laminado flameado con canela y brandy, acompañado de dulce de leche de cabra y helado de vainilla.

Y, por supuesto, en su carta no podía faltar una elaborada propuesta de coctelería, con una excelente selección de mezcales y uno de los clásicos de la cultura mexicana: las margaritas.


Como curiosidad, el nombre de Iztac nace de una leyenda, una historia de amor ambientada en el Imperio Azteca que relata la tragedia de los amantes Iztaccíhualt y Popocatépetl, que dan nombre a dos volcanes (Iztac y Popo) que se divisan desde Ciudad de México. Sus rostros presiden la sala en dos lienzos realizados por el artista Gabriel Moreno, acompañando el trabajo de interiorismo que firma Lourdes Treviño Quirós, fundadora del estudio Freehand Arquitectura. A la entrada, destaca la zona de bar, donde cientos de botellas de la reconocida cerveza Corona cubren el techo. Además, entre los elementos de decoración destacan libros y piezas originales de México (verdaderas joyas)  que el propio Javier Vázquez ha rescatado para darle al lugar un carácter mucho más auténtico.

Además, Itzac está ubicado en el mismo espacio en el que en 1959 se inauguró México Lindo, con el fin de continuar con el linaje, cultura y tradición del que fue el primer restaurante mexicano de Madrid. Toda una declaración de intenciones.
 

Deja un comentario

Últimos artículos