Gastronomía

COCINA MEXICANA A TODO COLOR

Una cena con amigos o unos cócteles en la barra. Cualquier plan es bueno en Chihuahua Tacos y Tragos.
 

R. L.

Tal vez sean los colores, su decoración inspiradora, o ese olor constante que anuncia que algo rico va a llegar a la mesa. El caso es que Chihuahua Tacos y Tragos (Camino del Cura 10, junto al C. C. El Encinar, La Moraleja, Madrid) es uno de esos lugares cargados de energía en los que te sientes a gusto y te apetece, simplemente, estar. Ya sea cenando con amigos o tomando un cóctel en la barra (o en su terraza, que promete ser unos de los puntos de reunión más concurridos en las noches del verano que está a punto de entrar).





Con una decoración mimada que integra todos esos elementos que recuerdan a México (y que a uno le apetece trasladar a un rinconcito de casa), el restaurante, un proyecto de Luis Porras, ofrece una propuesta gastronómica de calidad, fiel a las raíces mexicanas.

Lo primero que buscarás en su carta serán los nachos, que aquí se sirven con guacamole recién hecho y son un acierto seguro (y un vicio que querrás repetir). Pero, además, merece la pena probar sus tacos de Cochinita Pilbil y su Mole Poblano, una de las especialidades de la casa que se prepara con más de 28 ingredientes.



Para el postre, entre el pastel de Elote acompañado de helado de leche de coco y el mango en almíbar con helado de mascarpone y chile piquín... No lo dudes, pide los dos (tendrás que agradecernos esta recomendación).



Y que no se nos olvide la parte líquida. Para acompañar el menú, nada mejor que la clásica margarita, disponible también en su versión de fresa o de mango. Un detalle que te dará el pasaporte directo a México sin levantarte de la silla.
 

Deja un comentario

Últimos artículos