Gastronomía

¿APETECE UN HELADO?

¿APETECE UN HELADO?

Casero, sostenible, a domicilio o digno de foto de Instagram

A. Ballesteros

Qué pregunta, ¿verdad? Porque en verano siempre apetece un helado, sea la hora que sea. Y es que es uno de los mejores remedios contra el calor. Con las cuatro opciones que te proponemos, no podrás resistir la tentación de darte un capricho bien fresquito.



A domicilio. No hará falta que te muevas del sofá. Gracias a Deliveroo, podrás tener tus helados favoritos en casa con solo un par de cliks en la App de servicio de comida a domicilio. Gamela, Dolce Palatino o Palazzo están entre las opciones. ¿Nuestra recomendación? Mistura, con sus helados artesanales, sin aditivos artificiales y elaborados con materias primas de proveedores locales, que además puedes personalizar con una gran variedad de toppings. No te quedes sin probar sabores como el de pera, pistacho o coco.



Sostenible. El ‘Chef del Mar’, Ángel León, abandera el llamamiento por la sostenibilidad y se suma a la campaña ‘Toma nota, recicla vidrio’ de Ecovidrio. Para ello, ha creado un helado sostenible que ofrecerá en su restaurante Aponiente durante los meses de verano. Elaborado a partir de un sorbete de manzana verde con agua de mar, crudités de verdura, un toque de plancton, matices de salicornia y un espárrago de mar autóctono de las marismas salineras.



Original. A estas alturas, ya es el pez más fotografiado de Instagram. Hablamos del taiyaki, un típico pastel japonés con helado soft que desde We are La Pecera se han encargado de traer al barrio de Malasaña (calle Velarde, 2). Aunque también disponen del formato cucurucho y de tarrinas, lo suyo es elegir el pastel con forma de pez (de vainilla o chocolate), el helado (de sabores como té matcha, limonada rosa, chocolate o vainilla) y el topping. Y, por supuesto, no te olvides de sacar una foto con el fondo de escamas de las paredes del local.



Casero. Lo ‘homemade’ está de moda, y qué mejor que ponerlo en práctica elaborando tú mismo el postre perfecto. Esta receta de helado casero de cerveza Enigma Origen, además de ser súper fácil, hará que conquistes a tus invitados ya sea en forma de postre, aperitivo o merienda. Solo necesitas: 235 ml de cerveza Enigma Origen, 125 g de azúcar moreno, 4 yemas de huevo y 225 g de nata líquida para cocinar (35% materia grasa). Para prepararlo, separa las claras de las yemas y mezcla estas últimas con el azúcar en un cazo a fuego lento hasta que ambos ingredientes estén completamente ligados. En un cazo aparte, añadimos la cerveza Enigma Origen y la nata hasta que empiecen a hervir; después apagamos el fuego y lo dejamos reposar 15 minutos hasta que se atempere. Cuando esté templado, añadimos la mezcla de yemas y azúcar y removemos (aquí conviene probar, por si hay que agregar más azúcar). Si tenéis heladera, es momento de usarla. Si no, seguimos con el método tradicional: ponemos la mezcla en un recipiente metálico y al congelador. Esperamos media hora y rascamos con un tenedor la mezcla, que no estará congelada (esta operación hay que repetirla, al menos, cuatro veces, aumentando el tiempo entre medias una hora, hora y media y dos horas). Y, ¡listo! Tendremos un helado gourmet delicioso, cremoso y casero.
 

Deja un comentario

Últimos artículos